El Fucuidano

Presentación de Vertera
10 julio, 2018
Las Algas
10 julio, 2018

Salud, belleza y longevidad con el fucoidano

Últimamente la humanidad se encuentra en el umbral de grandes descubrimientos de una receta de inmortalidad, de un elixir de la juventud, de un medicamento contra el SIDA, de un remedio para curar el cáncer, olvidándose de que todo es genialmente sencillo y que desde hace mucho ya nos ha sido dado por la naturaleza.

Un poco de historia

Los inicios del siglo 20 fueron marcados por el estudio más meticuloso de las algas pardas (o feofíceas). Difundidas en las aguas por todo el mundo, dichas algas abundan particularmente en las latitudes marítimas medias y polares y constituyen un producto valioso para los seres humanos.

Históricamente, las algas pardas representan un organismo relativamente joven, que ha surgido en la Tierra hace no más de 200 millones de años. Estos representantes multicelulares de la flora subacuática poseen una estructura única de su capa amorfa externa, la cual está integrada de proteínas, pectinas y ácido algínico, mientras que su capa interior está constituida por microfibras de celulosa.

Pero la envoltura celular de las algas pardas contiene un componente más – el fucoidano, el cual, en cuanto a su estructura, no es más que un polisacárido sulfatado de una configuración compleja.

Por vez primera el fucoidano como parte de la composición de las algas pardas ha sido descubierto por el químico alemán Bernhard Tollens en el lejano año del 1890, y 23 años más tarde el Catedrático sueco Killine lo ha extraído de la composición de la envoltura celular como una substancia autónoma fuertemente activa.

Y es así como en el año del 1913 el mundo obtiene la panacea del fucoidano, llegando a enterarse, sin embargo de sus propiedades y posibilidades, apenas hoy en día.

Además, la actividad biológica del fucoidano comoquiera sigue sin tener una explicación completa. Así que hoy en día a los científicos de todo el mundo les queda simplemente constatar el hecho de sus propiedades y sus efectos realmente impresionantes y su influencia beneficiosa en el organismo humano.

La medicina oficial confirma la eficacia de la aplicación del fucoidano en los casos de diferentes enfermedades.

Vean las propiedades curativas del fucoidano:

Contiene antioxidantes, que protegen las células y destruyen los virus y las infecciones

Apoya el sistema inmune.

Destruye las células cancerosas y expulsa las toxinas del organismo.

Moviliza las células madre, proporcionando la regeneración de los tejidos y los órganos.

Ralentiza el proceso del envejecimiento.

Sostiene el funcionamiento del tracto gastrointestinal y del sistema genitourinario.

Aumenta el flujo de sangre a los riñones.

Aumenta la actividad del hígado.

Normaliza el nivel del azúcar en la sangre.

Disminuye el nivel del colesterol.

Reduce la presión arterial alta.

Previene los coágulos en la sangre.

Suprime la irritabilidad.

Cura la piel.

Es compatible con otros tratamientos.

Los estudios sobre el fucoidano

Los estudios llevados a cabo a mediados de los años 80 por la OMS (la Organización Mundial de la Salud) sobre la situación demográfica en el mundo han arrojado unos resultados inesperados. Ha resultado los representantes de la nación japonesa baten todos los récord de la esperanza de vida promedio de las mujeres, con un nivel de 87 años, y en el caso de los hombres, de alrededor de 83 años. Dicha tendencia resulta más patente entre los habitantes de las áreas costeras.

Fueron necesarios casi 10 años para descifrar el misterio de la longevidad, a lo largo de los cuales los investigadores extranjeros alcanzaron una buena cantidad de resultados interesantes. Por ejemplo, amén de por la gran longevidad, los japoneses se distinguen por el excelente estado de su cutis, gracias a lo cual, incluso al llegar a una edad muy avanzada, el mismo sigue manteniendo su flexibilidad y no tiene ninguna clase de arrugas.

No es menos notable el hecho de que allí el porcentaje de las enfermedades oncológicas resulta bajo  y en la práctica está completamente ausente el problema relativo al sistema cardiovascular y el flujo sanguíneo cerebral.

La respuesta a esta y a muchas otras cuestiones, según ha resultado, se debe al régimen alimentario, el cual consiste predominantemente en productos provenientes del mar, incluidas también las algas pardas.

A semejantes conclusiones han llegados los científicos rusos, al descifrar el antiguo misterio del Monasterio de Solovetsky (el Monasterio masculino de la Transfiguración – Спасо Преображенский монастирь, situado en las islas Solovetsky), donde los monjes lograban en corto tiempo restablecer la salud de todas las personas gravemente enfermas y ancianas, utilizando para tal fin “el milagroso alimento proveniente del mar”, que se daba en el mar, justo al pie de los muros del claustro sagrado, las algas pardas.

El resultado del trabajo realizado se expresó en una declaración conjunta de los científicos, publicada en el año del 2005, que consistía en que el fucoidano, que contienen las algas pardas, es capaz de inducir a las células cancerosas a autodestruirse y a ser expulsadas luego del organismo humano, llegando el mismo a restablecerlo completamente a nivel celular.

En lo que respecta a la medicina oficial, en el curso de los experimentos llevados a cabo paralelamente, también confirma la eficiencia de los preparados en base del fucoidano y permite su aplicación durante la realización de las terapias de enfermedades oncológicas, lo que realmente se está practicando hoy en día en clínicas de Europa y los EE. UU..

Además de esta propiedad antitumoral pronunciada del fucoidano, el mismo posee igualmente una profusión de otras propiedades, dado lo cual muchas personas consideran que su descubrimiento y aplicación constituye una panacea.

De las propiedades antibacterianas y antiinflamatorias

La poderosa actividad antibacteriana del fucoidano respecto a Escherichia coli,  Staphylococcus aureus y Helicobacter, hacen que el mismo sea valioso y francamente indispensable para la función normal del tracto gastrointestinal y para la flora intestinal.

El sistema cardiovascular

La capacidad del fucoidano de mejorar la circulación sanguínea y el funcionamiento del corazón,  garantiza un flujo sanguíneo apropiado hacia todos los órganos y sistemas del organismo. Ello a su vez no solamente garantiza el oxígeno y los nutrientes necesarios para todas las células del cuerpo, sino que también previene la formación de coágulos de sangre en los vasos sanguíneos. En este caso se recomienda la ingesta del fucoidano en los casos de: la enfermedad isquémica del corazón y del cerebro,  la hemofilia,  la tromboflebitis,  la Enfermedad de Alzheimer.

El sistema endocrino

El fucoidano normaliza el proceso de absorción de la glucosa y regula los niveles del azúcar en la sangre.

El fortalecimiento del sistema inmune

El efecto del fucoidano sobre la inmunidad humana viene condicionado por el mismo proceso, como en los casos de cáncer. Al desencadenar el proceso de la apoptosis, el mismo crea las condiciones para una renovación rápida y eficiente del organismo a nivel celular, lo cual ayuda a neutralizar el impacto de todos los factores negativos y a evacuar las substancias nocivas.

Es por ello por lo cual la ingesta regular del fucoidano le garantiza al organismo una protección fiable y contribuye al fortalecimiento de la inmunidad.

Las enfermedades de los tejidos conjuntivos

Al eliminar los procesos inflamatorios en los tejidos y los cartílagos, el fucoidano les asegura un funcionamiento normal. En este caso resulta de particular importancia administrar el fucoidano con  el propósito de la profilaxis, puesto que en los períodos de exacerbación, por ejemplo de una  artritis, es posible que el organismo necesite de un período más prolongado para su restablecimiento.

El efecto antioxidante

El fucoidano es un remedio antioxidante completamente natural. Basta con ver a un japonés para convencernos de que esta gente no tiene edad. Ellos deben la facultad de lucir jóvenes precisamente a la ingesta regular del fucoidano, el cual está neutralizando las lesiones oxidativas y su efecto sobre el organismo a nivel celular.

La lucha contra el envejecimiento y por prolongar la esperanza de vida

El fucoidano no solamente desencadena la apoptosis en el organismo humano, sino que también  estimula su autopurificación, renovación y rejuvenecimiento, contribuyendo igualmente a la producción activa de células madres, que estimulan la regeneración activa y ralentizan el proceso natural de envejecimiento.

Los datos relativos a las propiedades del fucoidano lo han elevado al rango del mejor recurso para la belleza y la juventud.

De la aplicación en la esfera de los cosméticos

  • Restablece las células de la piel y ayuda a su regeneración.
  • Combate la sequedad de la piel humectándola.
  • Protege la piel del efecto de los rayos ultravioleta y de la producción excesiva de melanina, dándole un aspecto de frescor y sin exceso de abrillantamiento.
  • Ayuda a combatir todas las reacciones inflamatorias y alérgicas en la superficie de la piel, por ejemplo, las espinillas.
  • Dada la renovación del cutis a nivel celular, el fucoidano elimina de manera natural las arrugas haciendo flexible el cutis (mejora su turgencia).

Del efecto antitóxico

El fucoidano ayuda a eliminar del organismo humano los residuos naturales de la actividad vital del cuerpo y de la descomposición. Además, la substancia tiene la propiedad de unirse a los metales pesados, como son el mercurio y el plomo y de reducir su absorción en los intestinos, previniendo de esta manera la intoxicación del organismo.

Resulta importante también la capacidad del fucoidano de neutralizar las consecuencias de la  radioterapia y la quimioterapia. Los resultados de su ingesta en la práctica llevan al restablecimiento completo del organismo y de sus funciones.

Esta no es una lista exhaustiva de las características y las propiedades del fucoidano. Además, las cosas no son tan simples como podría parecer a primera vista. El problema consiste en que únicamente el fucoidano activo, obtenido por medio de la aplicación de unas tecnologías complejas, al nivel de un tamaño de moléculas que no superen el tamaño conforme las normas admisibles, es capaz de ejercer su efecto beneficioso sobre el organismo, curándolo. Únicamente estas dos condiciones pueden garantizar su asimilación completa por el organismo y su eficiencia.

Dicho en otras palabras, existen diferentes tipos de fucoidano y como ya lo hemos señalado anteriormente, en su calidad influyen una serie de factores, que permiten que sea tan útil como igualmente inútil para el ser humano.

Está bien tomar un fucoidano, que haya sido extraído de las algas pardas ecológicamente puras, que se utilizan en el producto Vertera Gel

Conclusión

El fucoidano posee toda una serie de propiedades favorables para la salud, entre las cuales están:

  • La actividad antiviral.
  • La actividad antiinflamatoria.
  • La actividad antibacteriana.
  • La actividad en apoyo al sistema inmune.
  • La actividad de absorción.
  • La actividad antioxidante.
  • La actividad antitumoral.
  • La actividad rejuvenecedora.

Todo ello hace que el descubrimiento y el uso activo del fucoidano constituya de verdad un gran logro de la ciencia, para que el mismo esté al servicio de la Salud, la Longevidad y el Bienestar de los seres humanos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *